DETERIORO

Todos los días durante cincuenta años, este carillón sorprendió a los porteños ejecutando temas conocidos. Pero en 1980 se dejó de usar, a causa del mal estado de los ancajes de campanas. Desde entonces sólo se tocó de vez en cuando, para ver cómo estaba. Se lo oyó por útima vez el 25 de Mayo de 1992.

Comprobamos que estaba muy deteriorado. Es más: a los diez días de esa prueba se cayo la campana numero 25", conto Gabriel Basso, miembro del Deparamento Tecnico del Concejo.

Las 24 campanas originales fueron traidas de Alemania; las 6 restantes son nuevas. Pesan en total 28 toneladas, que se suman a las 11 toneladas de la estructua. La campana mas grande pesa 4.800 kilos, y la más chica, 25. Todas fueron bautizadas con nombres populares.

En Alemania, el carillón es un regalo que nos vino del Medievo, de las grandes catedrales del siglo XII explicó el embajador de Alemania. Están destinados a llevar un mensaje a los ciudadanos y darles un momentito de reflexión. En el corazón de Buenos Aires hay un carillón aleman. Estoy muy feliz.Y antes de irse, Pabsch se acerco a la pianola de 30 teclas -una por campana- que hace sonar el carillón, para tocar una melodía navidena.

A pocos metros, una señora muy emocionada lo escuchaba atentamente. El embajador me hizo llorar de emoción. E1 carillón es mas que un sonido: las campanas son un lenguaje antiguo, opinó Nora Gutierrez Oschmann, de 59 años y descendiente de alemanes


Anterior Indice Siguiente