marca PRESTACIONES
marca SALUD
marca PREVENCIÓN DE LA SALUD

marca OSTEOPOROSIS


RESOLUCION S.S. Nº 1.859/000
BOCBA 1013 Publ. 25/08/2000

Artículo 1° - Impleméntase el Programa para la Prevención de la Osteoporosis y las Fracturas de Cadera, cuyo propósito y objetivos se especifican en el Anexo I adjunto que a todos sus efectos forma parte integrante de la presente Resolución,
el que será ejecutado a través de la Dirección General de Programas Especiales.

Art. 2° - El presente Programa se encuadra en los términos del Decreto Nº 261/00 (B.O. N° 904), de Creación del Centro de Referencia en la patología Osteoporosis, dependiente de esta Secretaría.

Programa para la Prevención de la Osteoporosis y las Fracturas de Cadera

Anexo I

Planteo de la situación

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por "…la disminución de la masa ósea, el deterioro de la micro arquitectura y el aumento del riesgo de fracturas…". Ha sido definida como "la epidemia silente" en virtud de la ausencia de manifestaciones clínicas de la enfermedad hasta la ocurrencia de fracturas.

Varios tipos de fracturas se asocian a la osteoporosis, entre otros: muñeca, columna y cadera.

Esta última es la complicación más temida en virtud de la mortalidad peri y post operatoria y las secuelas de discapacidad para la deambulación y limitación de la vida social.

Las fracturas se asocian además a otras complicaciones, como: escaras por decúbito, infecciones por cateterismo vesical, infecciones respiratorias, etc.

Entre otros factores que explican la mayor frecuencia de esta enfermedad, la prolongación de la expectativa de vida es uno de los más importantes. Cabe pensar que a principios de siglo la expectativa de vida de una mujer era de 45 años, coincidiendo con el ingreso a su menopausia. Actualmente una mujer que ingresa en su menopausia ha sobrepasado ligeramente la mitad de su expectativa de vida.

En la Ciudad de Buenos Aires la población por encima de los 65 años corresponde al 17% del total por lo que se estima una población en riesgo de sufrir osteoporosis de 600.000 personas aproximadamente.

El riesgo de fractura de cadera es de 0.2 por mil a los 65 años y se incrementa a 3 % en la octava década de vida.

La OMS ha estimado que la osteoporosis aumentará unas 6 a 12 veces para el año 2025 en países en desarrollo.

Por ello se cree indispensable la implementación de políticas en osteoporosis, para la promoción de la salud (consumo de calcio en etapas críticas de la vida, actividad física, evitar el consumo de alcohol y cigarrillo), la educación (campañas de difusión en la población acerca de la enfermedad y sus consecuencias), el diagnóstico precoz (mediante densitometría) y el tratamiento de los pacientes con osteoporosis.

Por último debe mencionarse que la presencia de osteoporosis diagnosticada por densitometría ósea es el factor que mejor define a los grupos de riesgo de fractura, pero no es el único: la edad y la ocurrencia de caídas son independientes.

La ocurrencia de caídas es además un factor potencialmente modificable y que si bien no tiene influencia sobre la densidad ósea, determina la presencia de fracturas de cadera.

El Decreto N° 261/00 del Jefe del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el cual se creó el Centro de Referencia en Osteoporosis, con sede en el Hospital J. M. Ramos Mejía, encomendó, entre otras funciones: establecer normas para la promoción de la salud en las actividades que correspondan a su especialidad, servir de enlace con otros servicios análogos del propio sistema o de otros, normatizar el tramo correspondiente a la atención primaria y definir las líneas prioritarias de investigación. La importancia del problema y las actividades encomendadas requieren del marco referencial sistemático de un Programa.

Factores críticos

  1. Envejecimiento poblacional creciente en la ciudad de Buenos Aires.
  2. La demanda presupuestaria sostenida de internación por complicaciones de la osteoporosis.
  3. Exigua información preventiva de osteoporosis y fracturas para la población vulnerable.
  4. Oportunidades perdidas de interacción preventiva en Servicios Clínico Quirúrgicos que asisten a población envejecida.
  5. Falta de sustento informativo para el desarrollo de intervenciones preventivas o reparadoras en osteoporosis y sus complicaciones.

Objetivos generales

Necesidad

Reducir los índices de fractura de cadera en la población en riesgo.

Población destinataria

600.000 habitantes de más de 65 años residentes en la Ciudad de Buenos Aires.

Componentes

  1. Promoción y difusión preventiva.
  2. Intervenciones especiales y campañas de detección de déficit de vitamina D.
  3. Creación de: registro, monitoreo y evaluación de las intervenciones e investigaciones implementadas.

Estrategias de intervención

Promoción y difusión preventiva: a fin de acercar la información a la población se realizarán charlas educativas en diferentes ámbitos y organizaciones comunitarias: centros de jubilados, centros comerciales, vía pública, etc.

Se distribuirán folletos para explicar qué es la osteoporosis, cómo se diagnostica, de qué forma se previene y los tratamientos disponibles.

Se complementará con difusión en la vía pública, charlas de divulgación en medios televisivos y radiales, disponibilidad de folletería en los hospitales de la red para la prevención de caídas, conteniendo: factores de riesgo, sitios más comunes, relación con medicamentos, características edilicias que las favorecen.

La campaña incluirá además encuestas, folletos e información a distribuir entre profesionales para modificar conductas con relación a la osteoporosis en general y a la prevención de caídas en particular.

Intervenciones especiales y campañas de detección de déficit de vitamina D: Campaña para la detección de déficit de vitamina D en población internada y ambulatoria de la red municipal: la población destinataria internada en servicios del GCBA y geriátricos resulta de alto riesgo para osteoporosis, en virtud de diferentes factores: edad, sedentarismo, escasa exposición solar, bajo consumo de calcio y vitamina D y enfermedades o medicamentos concurrentes que afectan en forma desfavorable el metabolismo óseo. El aporte de vitamina D y calcio (si se demuestra el bajo consumo previo) es una terapia de bajo costo y ha demostrado ser efectivo a largo plazo en la reducción del número de fracturas de cadera. Para una política de alto impacto se considera útil comenzar por los grupos de riesgo más desprotegidos, donde además las soluciones no implican una erogación difícil de solventar.

El plan prevé encuestas alimentarias sobre el consumo de calcio, la actividad física, enfermedades concurrentes y dosaje de vitamina D en muestras de población mayor de 65 años ambulatoria o internada en efectores de la red municipal.

Creación del Registro, Monitoreo y Evaluación de las intervenciones e investigaciones implementadas: Se organizará el sistema de registro para la vigilancia de las fracturas de cadera asistidas en los hospitales de la red del GCBA.

Esto facilitará monitorear la evolución de la situación epidemiológica como trazadora del impacto de las actividades ejecutadas y para la producción de investigaciones clínico epidemiológicas.


Indice