marca PRESTACIONES
marca SALUD
marca PREVENCIÓN DE LA SALUD

marca SIDA


ORDENANZA Nº 46.021
B.M. 19.745 Publ. 17/03/1994

Artículo 1º. - A todos los solicitantes del examen prenupcial se les suministrará información específica, a través de una Cartilla, sobre el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida; su origen, formas de contagio, normas de prevención, centros de consulta y tratamiento, haci éndoles especial referencia de sus de rechos y obligaciones.

Art 2º.- Los hospitales municipales realizarán a pedido de los contribuyentes que concurran a cumplimentar el certificado prenupcial, el test serológico para detectar la presencia del virusH.l.V.

Art. 3º.- El citado examen será de carácter gratuito, voluntario, anónimo y codificado. En caso de seropositividad el profesional interviniente procederá de acuerdo a lo normado por la Ley Nº 23.798.

Art. 4º.- Los profesionales que hayan detectado un H.l.V. positivo deberán informar a su portador sobre el carácter infecto-contagioso de su condición, sugiriéndole la realización de un nuevo análisis ratificatorio o rectificatorio del resultado obtenido.

Art. 5º.- La Cartilla a que hace referencia el artículo 1º será remitida para su aprobación a este Concejo Deliberante.


ORDENANZA Nº 45.381
B.M. 19.199 Publ. 13/01/1992

Artículo 1º. - Declárase de interés municipal la lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Art. 2º. - A todos los fines y efectos de la presente ordenanza, deberá entenderse por "Lucha contra el SIDA" la implementación de estrategias de prevención y educación sanitarias, atención integral del infectado y el enfermo, rehabilitación e inserción psicosocial, educación y comunicación social.

Art. 3º. - Créase el programa municipal de Lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, cuya implementación reconocerá carácter prioritario.

Art. 4º. - El Programa Municipal de Lucha contra el SIDA comprenderá la realización de las siguientes actividades:

a) Desarrollo de tareas educativas encaminadas a hacer conocer las condiciones de infección y los métodos preventivos adecuados al efecto;

b) Capacitación del personal integrante de la comunidad hospitalaria;

c) Utilización y optimización de los recursos institucionales disponibles;

d) Implementación de tareas de estructuración y presupuesto tendientes a la captación de recursos materiales susceptibles de ser afectados al programa;

e) Evaluación de posibilidades relativas a la aplicación de tecnologías de acuerdo a los avances científicos que se realicen en el área de prevención, diagnóstico y tratamiento definidos por la Subsecretaría de Salud de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires;

f) Elaboración de programas en coordinación con organismos nacionales y/o provinciales;

g) Fomento de actividades de investigación inherentes a la problemática planteada por el SIDA;

h) Control estricto de todas aquellas prácticas médicoquirúrgicas que por sus características sean "puntos blancos" para la diseminación o propagación del Virus de Inmunodeficiencia Humano (HIV);

i) Diagramación e implementación de estrategias tendientes a facilitar el acceso a una red de servicios según niveles de complejidad, de todas aquellas personas que lo requieran. La red de servicios a que se refiere el párrafo precedente deberá organizarse con la finalidad de hacer efectivo el diagnóstico, atención, seguimiento y apoyo integral del enfermo y del infectado;

j) Diseños de mecanismos de notificación obligatoria de enfermos y de informes de igual tenor a los organismos pertinentes;

k) Seguimiento integral de los portadores, mediante documentación reservada y equipos especiales de apoyo;

l) Organización de una oficina central de información, difusión y generación de datos estadísticos sobre la enfermedad;

m) Fomento del conocimiento y efectivo cumplimiento de las normas de bioseguridad en los establecimientos de salud de jurisdicción municipal, orientado a la protección del personal;

n) Gestión ante las autoridades nacionales pertinentes, en orden a la eximición impositiva y/o arancelaria respecto de la importación de reactivos, medicamentos y/o arancelaria respecto de la importación de reactivos, medicamentos y/o drogas imprescindibles para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

ñ) Se dispondrá también la provisión gratuita de medicamentos, incluyendo el denominado "AZT", a los pacientes que se encuentran bajo atención en los Centros dependientes de esta Comuna. (Conforme texto art. 2º de la Ordenanza Nº 45.930, B.M. 19.363).

Art. 5º. - En materia de prevención, son objetivos de la presente ordenanza:

  1. La promoción de la salud, entendida como toda actividad encaminada al desarrollo y mejora de la salud;
  2. La protección de la salud, entendida como toda actividad encaminada a evitar o reducir riesgos que puedan amenazar o alterar la salud produciendo la enfermedad o el accidente;
  3. La organización de campañas en los medios masivos de comunicación, orientadas a llevar a conocimiento de la población las medidas de protección necesarias para evitar la infección por HIV. Para el caso de posibilidad de transmisión por vía sexual, se hará énfasis en la utilización del preservativo como uno de los métodos más eficaces para evitar el contagio. (Conforme texto art. 1º de Conforme Ordenanza Nº 45.930, B.M. 19.363).

Art. 6º. - El programa creado por el artículo 3º de la presente deberá contener pautas destinadas a la difusión de las normas de bioseguridad para el manejo del paciente infectado por el HIV, interiorizando al personal hospitalario municipal acerca de las consecuencias médicolegales susceptibles de generarse en virtud de la no atención del mismo. La difusión de dichas normas estará dirigida a la totalidad de los trabajadores comprendidos en los cuatro grupos de riesgo que a continuación se detallan:

a) Personal que manipula sangre y derivados; laboratoristas y auxiliares de laboratorio, extraccionistas, hemoterapistas y auxiliares de hemoterapia; cirujanos cardiovasculares y equipos de hemodiálisis;
c) Personal cuya tarea básica no consiste en la manipulación de sangre y derivados pero que puede hallarse potencialmente expuesto al contagio, tal como: equipo quirúrgico, médicos, enfermeras, personal de Anatomía Patológica, odontólogos y personal de lavandería;
d) Personal cuya tarea no implica exposición directa al contagio, pese a entrar en contacto con el paciente, incluyéndose: personal de Diagnóstico por imágenes (salvo al usarse técnicas invasivas que correspondan al grupo Nº 3), camilleros, nutricionistas, asistentes sociales, empleados administrativos y el resto del personal hospitalario.

Art. 7º. - Transfusiones autólogas: Se promocionarán las transfusiones autólogas, entendiéndose por tales aquellas en las que el propio paciente deja su sangre en depósito en un banco destinado al efecto con la finalidad de ser utilizada por él y sólo por él, en caso necesario, en algún acto médicoquirúrgico programado.

Art. 8º. - Banco de sustancias biológicas: Se realizarán estrictos controles para la detección del HIV en bancos de sangre, esperma u otras sustancias biológicas, creadas o a crearse, que se utilizarán para el diagnóstico y/o tratamiento de seres humanos.

Art. 9º. - Trasplante de órganos: Se realizarán estudios de detección del HIV a todo paciente que deba ser sometido a trasplante de órganos, siguiéndose idéntico criterio respecto del dador.

Art. 10º. - Diálisis renal: en todo paciente portador del HIV que deba ser sometido a diálisis deberá utilizarse la primera vez un filtro y elementos nuevos. En caso de que tales elementos sean susceptibles de reutilización, dicho proceder podrá adoptarse tantas veces como lo indique la correcta praxis médica, y únicamente en el mismo paciente. En caso de fallecimiento del paciente, antes de agotarse la vida útil de los elementos utilizados, éstos deberán ser descartados, no pudiendo los mismos ser utilizados ni siquiera en otros pacientes portadores del HIV.

Art. 11º. - Línea SIDA: Se implementará un Servicio de Atención e Información Telefónica para Orientación al Público acerca del HIV y el SIDA.

Art. 12º. - La aplicación de las disposiciones de la presente ordenanza en ningún caso podrá afectar la dignidad y privacidad de las personas ni provocar en modo alguno su marginación.

Art. 13º. - El Departamento Ejecutivo dictará la reglamentación necesaria para el efectivo y urgente cumplimiento del programa instituido en la presente ordenanza.

Art. 14º. - A los fines de solventar los gastos que demande el cumplimiento de la presente, se afec tará una partida especial del presupuesto correspondiente.

Art. 15º. - Derógase la Ordenanza Nº 44.577 (B.M. Nº 18.918).


DECRETO Nº 184/995
B.M. 20.006 Publ. 29/03/1995

Artículo 1º - Establécese que la Secretaría de Salud será la responsable de la puesta en marcha del Programa Municipal de lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Art. 2º - La Coordinación del Programa citado precedentemente se efectuará a través de la Dirección General Adjunta de SIDA y Adicciones, de la Dirección General de Atención de la Salud, dependiente de la Subsecretaría de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud.

(Conforme Texto Art. 2 del Decreto Nº 2.202/000 BOCBA 1091)

Art. 3º - Las acciones de ejecución del Programa se efectuarán de acuerdo a las necesidades de cada una de las actividades enunciadas en el artículo 4º de la Ordenanza Nº 45.381, promulgada por Decreto Nº 5275-92 (B.M. Nº 19.199).

Art. 4º - Facúltase a la Secretaría de Salud para entablar acuerdos con las distintas áreas en las cuales se desarrollarán las acciones en ejecución de las actividades de la ordenanza precitada.

Art. 5º - Las distintas áreas dependientes de todas las Secretarías de esta Municipalidad prestarán toda la colaboración necesaria para la Secretaría de Salud pueda desarrollar las tareas encomendadas.

Art. 6º - Facúltase a la Secretaría de salud para establecer un Procedimiento de Registro doble, para el caso de transfusiones autológas.

Art. 7º - La Dirección General Adjunta Sistema de Atención Médica de Emergencia (S.A.M.E) habilitará una línea telefónica de orientación al público acerca de H.I.V. y S.I.D.A.

Art. 8º - La aplicación, implementación y cumplimiento se efectuará en el contexto de las Leyes Nros. 23.054, 23.592, 23.798 y Decreto Nacional Nº 1.244-91 (B.B.O.O. Nros. 26.972 y 27.171).


RESOLUCIÓN S.S. Nº 1.654/999
BOCBA 821 Publ. 17/11/1999

Art. 1º - Créase la Red de Atención de pacientes VIH/S.I.D.A. en instituciones dependientes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que obra como Anexo I adjunto que forma parte integrante del presente.

Art. 2º - Impleméntase del Plan de Prevención del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cuya metodología se detalla en el Anexo II adjunto que forma parte integrante de la presente resolucíón.

Art. 3º - Encomíéndase a la Comisión Asesora Permanente de la Secretaría de Salud en temas del S.I.D.A., la organización de las acciones tendientes a la ejecución de la presente en el ámbito de los establecimientos asistenciales de este Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, como así también de los recursos involucrados en el operativo.

Art. 4º - La aludida Comisión Asesora con la autorización previa de la Subsecretaría de servicios de Salud podrá recabar de organizaciones oficiales y/o instituciones privadas abocadas a la problematica S.I.D.A., los antecedentes que resulten necesarios para la optimización del desarrollo de los operativos planificados.

Art. 5º - La puesta en marcha de los proyectos aprobados por los articulos 1º y 2º, será efectuada con recursos humanos, técnicos y de infraestructura existentes, no implicando en consecuencia erogación presupuestaria alguna para esta Secretaría.

Nota: Los Anexos I y II se publican en el BOCBA Nº 821 del 17/11/1999


RESOLUCIÓN S.S. Nº
BOCBA 1941 Publ. 14/5/2004

Artículo 1° - Créanse en el ámbito de la Secretaría de Salud los Centros de Prevención, Asesoramiento y Diagnóstico (CePAD) para VIH/ Sida, los que funcionarán en los Centros de Atención Primaria de la Salud, Servicios Hospitalarios y/u Organizaciones Comunitarias.

Artículo 2° - Serán objetivos de los Centros de Prevención, Asesoramiento y Diagnóstico (CePAD):

a) Articular la prevención del VIH/Sida en espacios formales e informales de la vida social, potenciando las acciones por el trabajo articulado con otras instituciones y grupos.
b) Promover el uso y garantizar la entrega de preservativos atendiendo a las determinaciones culturales y subjetivas que dificultan su utilización.
c) Promover y realizar el análisis de VIH como estrategia de prevención primaria y secundaria.
d) Promover la reducción de daño en usuarios de drogas y la prevención de la transmisión vertical en personas viviendo con VIH.
e) Construir un modelo de atención que brinde satisfacción a los usuarios y posibilidades de realización personal y gratificación a los miembros del equipo.
f) Enfatizar el momento del diagnóstico como espacio privilegiado de articulación de la prevención y la asistencia del VIH/Sida.
g) Realizar campañas informativas sobre la prevención del VIH y divulgar los servicios que brinda el CePAD, teniendo como objetivo llegar a otras instituciones y a usuarios potenciales.

Artículo 3° - Podrán participar de los Centros de Prevención, Asesoramiento y Diagnóstico (CePAD), aquellos profesionales de todas las disciplinas vinculadas a la salud; personal técnico y administrativo; personas de la comunidad y personas viviendo con VIH que dispongan de por lo menos seis horas semanales, tengan capacitación de la temática VIH/Sida y esten dispuestos a cumplir con los objetivos planteados en el artículo segundo de la presente.

Artículo 4° - La Secretaría de Salud, a través de la Coordinación de Sida arbitrará las medidas pertinentes a fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente norma.


ORDENANZA Nº 44.414
B.M. 18.862 Publ. 07/09/1990

Artículo 1º - Los servicios de Hemoterapia dependientes de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, que recibieren sangre para transfundir, deberán efectuar de manera inmediata y con carácter previo a ser transfundida, las pruebas para detección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Se excluyen la sangre y las fracciones de la misma (hemoderivados) cuando éstas provengan de otro Hospital Municipal, el cual tiene obligación de realizar las pruebas, salvo que por circunstancias excepcionales no las haya efectuado. (Conforme texto Art. 1º de la Ordenanza Nº 45.475, B.M. 19.205).

Art. 2º - El resultado de estos análisis se hará constar en el libro que para tal fin existe en todos los Servicios de Hemoterapia, especificando fecha, técnica y firma aclarada del personal que realizó las pruebas y en el caso de salir del hospital, la sangre o fracciones, deberá darse la información obtenida de los registros y firmada por el responsable del Servicio en ese momento.

(Conforme texto Art. 1º de la Ordenanza Nº 45.475, B.M. 19.205).

Art. 3º - Análisis idéntico al indicado en el artículo 1º, deberá efectuarse a cada partida de productos que contengan entre sus componentes elementos provenientes de la sangre humana. Dicho análisis deberá ser efectuado por el laboratorio que elabora el producto siguiendo técnicas ortodoxas confiables y deberá figurar como exigencia en todo tipo de compra a licitaciones que se realicen. (Conforme texto Art. 1º de la Ordenanza Nº 45.475, B.M. 19.205).

Art. 4º - Los datos mencionados en los artículos anteriores deberán ser registrados en la Historia Clínica de cada paciente que recibiere transfusión de sangre y fracciones de la misma (hemoderivados). (Conforme texto Art. 1º de la Ordenanza Nº 45.475, B.M. 19.205).

Art. 5º - El Departamento Ejecutivo reglamentará la presente ordenanza dentro de los noventa (90) días de promulgada.

(Conforme texto Art. 1º de la Ordenanza Nº 45.475, B.M. 19.205).


ORDENANZA Nº 44.415
B.M. 18.862 Publ. 07/09/1990

Art. 1º - Será obligatorio en los servicios de hemoterapia de los hospitales municipales, como medida preventiva en todos los casos de transfusiones, realizar en el donante de sangre o derivados, semen, y/u órganos, la detección de anticuerpos del virus de la Inmunodeficiencia Humana. (Conforme texto Art. 1º de la Ordenanza Nº 46.005 BOCBA 323).

Art. 2°- Cuando el examen dé resultado positivo, se deberán seguir los pasos para confirmarlo y luego a través de los mecanismos habituales, la búsqueda del donante para su seguimiento y aconsejamiento. Sólo así se notificarán en forma mensual y global los nuevos infectados. Los enfermos serán notificados en forma individual y mediante códigos que establecidas para mantener la confidencialidad del dato según lo previsto por el Programa Nacional del S.l.D.A, dependiente de la Dirección General de Atención de la Salud, Subsecretaria de Salud, Secretaria de Salud y Medio Ambiente. (Conforme texto Art. 2º de la Ordenanza Nº 46.005 BOCBA 323).


LEY N° 3.320
BOCBA 3350 Publ. 30/01/2010

“EXPENDIO DE PRESERVATIVOS“

Artículo 1º.- Objeto. Es obligatorio el expendio de preservativos en bares, confiterías, restaurantes, teatros, locales de baile, clubes de música en vivo y todo otro lugar habilitado para espectáculos públicos.

Artículo 2º.- Provisión e información. El responsable del local debe asegurar la provisión permanente de preservativos en máquinas expendedoras ubicadas en los baños de hombres y mujeres. En caso de no poseer máquinas expendedoras debe expender preservativos en la caja, boletería o administración del lugar y debe fijar un cartel claramente visible en los baños de hombres y mujeres donde indique el lugar en que se venden los preservativos dentro del local.

Artículo 3º.- Máquinas expendedoras- Características. Las máquinas expendedoras de preservativos deben ser receptáculos inviolables y construídas con material resistente.

Artículo 4º.- Instructivos.
Las máquinas que expendan preservativos o en su defecto los carteles previstos en el artículo 2º deben mostrar un instructivo sobre el uso del preservativo y las medidas para evitar el contagio del VIH/SIDA. donde indique el lugar en que se venden los preservativos dentro del local.

Artículo 8º.- Sanciones. En caso de incumplimiento a la presente norma serán de aplicación las sanciones previstas en el artículo
1.2.4 del Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.

Artículo 9º.- Abrógase la Ordenanza Nº 51.189 (BOCBA Nº 180).

Los Artículos faltantes son modificatorios de otras normas.-


DISPOSICIÓN D.G.J. y C.S. Nº 13/005
BOCBA 2202 Publ. 1/6/2005

Artículo 1°.- Articular acciones entre ambas áreas de gobierno que contribuyan a una adecuada atención de los jóvenes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en lo que respecta a la prevención, diagnóstico y asesoramiento en materia de VIH/SIDA.

Artículo 2°.- Ratificar la incorporación de la línea gratuita 0800-333-JOVEN (56836), que funciona en el ámbito de la Dirección General de la Juventud, como centro de recepción de consultas para quienes requieran información, asesoramiento y, eventualmente, derivación, sin distinción de edad, en lo que respecta a la temática del VIH/SIDA.

Artículo 3°.- A los efectos indicados en el artículo precedente, se conviene que la Dirección General de la Juventud tomará a su cargo el funcionamiento operativo de la línea, proveyendo el personal capacitado para la tarea, equipos y espacio físico necesario para ello; y que la Dirección General de Coordinación SIDA capacitará a los operadores encargados de su atención, proveerá el material que resulte necesario al efecto, e incluirá en su folletería, campañas, comunicaciones y material de difusión y sensibilización, este número, a los efectos de una masiva difusión del servicio.

Artículo 4°.- Convalidar la conformación y funcionamiento, a partir de octubre de 2001, en la Casa Joven "Flores" -ente descentralizado de la Dirección General de la Juventud, sito en la calle Cnel. E. Bonorino 884- de un Centro de Prevención, Asesoramiento y Diagnóstico (Ce.P.A.D.).

Artículo 5°.- Acordar la conformación y funcionamiento, a partir del año 2005, en la sede de la Dirección General de la Juventud, sita en la calle Piedras 1281 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de un nuevo Centro de Prevención, Asesoramiento y Diagnóstico (Ce.P.A.D.).

Artículo 6°.- Convenir, conforme lo acordado en los arts. 4° y 5°, que la Dirección General de la Juventud destinará el espacio físico, el personal que resulte necesario, y el retiro de análisis, y los siguientes materiales: guantes descartables, cinta adhesiva, algodón, alcohol y bolsas para residuos patogénicos; por lo que los gastos de infraestructura, mantenimiento y funcionamiento para una adecuada prestación de los servicios quedarán a su exclusivo cargo.

Artículo 7°.- Convenir que la Dirección General de Coordinación SIDA establecerá el marco metodológico y los procedimientos, y efectuará la asistencia técnica, capacitación, evaluación y seguimiento que resulten necesarios para implementar el servicio; y proveerá el traslado de las muestras hemáticas, y los siguientes materiales: preservativos, folletería, jeringas y agujas descartables, gradilla de tubos y descartador de agujas.

Artículo 8°.- Dejar establecido que la presente sustituye al acuerdo suscripto con fecha 29 de diciembre de 2003 entre la Dirección General de la Juventud y el entonces Organismo Fuera de Nivel Coordinación SIDA.


RESOLUCIÓN S.S. Nº 78/003
BOCBA 1620 Publ. 30/01/2003

Artículo 1º.- Apruébanse las "Recomendaciones para la prevención de la transmisión vertical del VIH, el tratamiento de la infección en mujeres embarazadas y el asesoramiento sobre procreación y anticoncepción en parejas seropositivas o serodiscordantes" que como Anexo I forman parte integrante de la presente.

Artículo 2º.- La Secretaría de Salud, a través de la Coordinación de SIDA arbitrará las medidas pertinentes a fin de que dichas recomendaciones sean difundidas a todos los hospitales y centros de salud pertenecientes al ámbito de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como así también entre las instituciones de la Seguridad Social y del ámbito privado.

ANEXO I

RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DE LA
TRANSMISIÓN VERTICAL DEL VIH, EL TRATAMIENTO DE LA
INFECCIÓN EN MUJERES EMBARAZADAS Y EL
ASESORAMIENTO SOBRE PROCREACIÓN Y
ANTICONCEPCIÓN EN PAREJAS SEROPOSITIVAS O
SERODISCORDANTES

Índice

  1. Introducción
  2. Aconsejamiento
  3. Diagnóstico de infección por VIH
  4. Transmisión Vertical: cuándo ocurre y qué factores influyen en ella
  5. Medicación Antirretroviral
  6. Transmisión Vertical y modo de parto
  7. Resistencia a los antirretrovirales
  8. Recomendaciones para el recién nacido de madre con infección por VIH
  9. Reproducción y anticoncepción en parejas seropositivas o serodiscordantes
    • Reproducción y VIH
    • Anticoncepción y VIH
      Referencias bibliográficas

Anexos

I Introducción

La transmisión vertical es la principal vía de transmisión del VIH en los niños. De hecho, en la Ciudad de Buenos Aires el 96.6% de los casos de SIDA en menores de 13 años adquirió la infección por esta vía.

El primer niño con diagnóstico de SIDA en la Ciudad, infectado por transmisión vertical, fue reportado en 1986. Desde entonces ésta ha sido la vía de transmisión de la infección de los 833 niños notificados por la Ciudad de Buenos Aires, de los cuales 278 residen en ella. Desde la primera notificación hasta 1996, año en que se alcanzó el valor máximo, se registró una tendencia ascendente en el número de nuevos casos. A partir de1997 la curva comenzó a descender.

El descenso registrado a partir de 1997 coincide con la aprobación y difusión de la "Norma Nacional de SIDA en Perinatología", que incluye la obligatoriedad de ofrecer a todas las embarazadas la realización de la serología para el VIH, previo aconsejamiento y respetando el consentimiento informado. Esto contribuyó a optimizar la detección precoz de las mujeres embarazadas infectadas por VIH y ofrecerles tratamientos antirretrovirales, que han demostrado reducir sensiblemente el riesgo de transmisión madre-hijo.

En este contexto, estudios realizados en sitios centinela de la Ciudad muestran tasas de prevalencia de infección por VIH en mujeres embarazadas superiores al 1%, lo que, de acuerdo a los criterios de ONUSIDA, calificaría a la epidemia en la Ciudad como generalizada.

A pesar de que en los últimos años asistimos a progresos de gran importancia en cuanto a las posibilidades técnicas de detección y tratamiento del VIH-SIDA, estos avances no han podido resolver lo complejo de la situación.

Es preciso un abordaje integral del problema de la transmisión vertical.

Se deben tener en cuenta situaciones tales como el crecimiento de la epidemia en sectores cada vez más pauperizados y más jóvenes, el crecimiento de las relaciones heterosexuales sin protección como forma de transmisión y la constante disminución de la razón hombre/mujer a expensas del creciente número de mujeres infectadas.

Creemos que están dadas las condiciones para producir un favorable impacto en las alarmantes cifras de transmisión perinatal del VIH en la Ciudad de Buenos Aires y plantearnos reducir esos valores a su mínima expresión.

Para lograr este objetivo resulta clave dinamizar a los diferentes efectores implicados y comprometidos con la problemática, apuntando a ayudar en la resolución de los obstáculos que, en lo cotidiano, dificultan un accionar preventivo integral.

Las presentes recomendaciones se elaboraron teniendo en cuenta problemas y situaciones que se plantean en diferentes momentos del abordaje preventivo y asistencial del VIH-SIDA. Tienen por objetivo dar cuenta del estado del conocimiento en relación con las acciones de prevención de la transmisión perinatal del VIH y las recomendaciones de terapia antirretroviral para embarazadas.

Asimismo, y en directa relación con la necesidad de dar una respuesta integral a la epidemia de VIH-SIDA, se han incluido recomendaciones para el abordaje de cuestiones vinculadas a la reproducción y la anticoncepción en parejas seropositivas o serodiscordantes.

II Aconsejamiento

El diagnóstico precoz de infección por VIH durante la gestación permite lograr los mejores resultados en relación con el control de la infección materna y, consecuentemente, los mejores resultados de prevención de la transmisión vertical del virus. Es por este motivo, que deberá ofrecerse a todas las embarazadas y sus parejas la realización de la serología para el VIH, previo asesoramiento y respetando el consentimiento informado.

Entre los principios éticos y los derechos de los ciudadanos que guían las presentes recomendaciones se encuentran el respeto a la decisión personal, libre e informada y el derecho a la confidencialidad para cada persona respecto de su situación serológica.

En este contexto, el aconsejamiento debe ser entendido como un espacio de encuentro para el intercambio de información y para la reflexión sobre diversos aspectos relacionados con el VIH y el SIDA.

Así entendido, el aconsejamiento es un proceso de escucha activa, individualizado y centrado en el consultante. Presupone la capacidad de establecer una relación de confianza entre los interlocutores, que tienda a rescatar los recursos internos de quien consulta para que tenga la posibilidad de reconocerse como sujeto de su propia salud y transformación.

La calidad de ese intercambio guarda una relación directa con el éxito de las acciones que se propone: potenciar los recursos preventivos de sus actores y fortalecer la autonomía en las decisiones de las personas, respetando los diferentes estilos de vida y considerando los factores de vulnerabilidad biológica, afectiva y social.

Ser vulnerable en el contexto del VIH-SIDA significa tener poco o ningún control sobre el riesgo de infectarse, o tener poco o ningún acceso a cuidados y apoyos adecuados.

En relación con la prevención de la transmisión perinatal del VIH, privilegiar este espacio implica que la mujer embarazada y su pareja reciban el aconsejamiento que les permita evaluar si han estado en riesgo de infección, informarse acerca de la prueba de laboratorio y sus implicancias, decidir si necesitan o no realizarla y reflexionar sobre como prevenir la infección considerando su realidad personal y social.

Esto supone que la decisión de realizar el test sea de carácter estrictamente voluntario y confidencial, en consonancia, a su vez, con la Ley N° 23.798 y su Decreto Reglamentario Nº 1.244/91 que exigen el consentimiento informado y escrito de la paciente para hacer el estudio (Ver modelo).

Por esto debería pensarse el consentimiento informado en el marco de un proceso que incluye la autorización mediante la cual el paciente expresa la comprensión de la información suministrada y acepta o no la realización de la prueba.

Sin embargo, en la práctica asistencial el consentimiento informado se ha convertido, muchas veces, en una formalidad, un mero trámite que debe cumplimentarse pero que carece del sentido para el cual fue propuesto. Los pacientes firman como obligación y los profesionales lo consideran como una medida de protección frente a potenciales demandas legales.

Es clave problematizar y repensar estas situaciones para darle al consentimiento informado el sentido y objetivo para el cual fue creado. Es este un primer paso para rescatar y fortalecer la defensa de la libertad y el respeto por las personas.

El marco de confidencialidad que requiere el aconsejamiento hace necesario un lugar físico que asegure la privacidad de la entrevista.

Los principales objetivos que guían el aconsejamiento son:

- Consejeros

En el caso de la transmisión perinatal, la práctica del asesoramiento debe realizarse en los diferentes ámbitos por donde circulan los destinatarios específicos: consultas preconcepcionales, prenatales, de anticoncepción, entre otras, en los diferentes efectores de salud (servicios hospitalarios, sanatoriales, Centros de Salud, CePAD, etc.).

La actividad de consejería puede ser llevada a cabo por:

Es imprescindible que las personas que realizan el aconsejamiento tengan conocimientos actualizados en VIH-SIDA y ETS y disposición para reconocer sus propias limitaciones y potencialidades. Además, deben saber valorar los conocimientos, prejuicios y sentimientos del consultante. Estas son condiciones necesarias para construir un vínculo de confianza, esencial para el desarrollo del aconsejamiento. De la calidad de la relación entre el consejero y la/el/los consultante/s dependerá la identificación de barreras que dificultan la prevención para cada caso en particular y el mantenimiento de la percepción de riesgo en el tiempo y, por ende, de las medidas preventivas.

- Aconsejamiento pre-test

Los siguientes son contenidos esenciales a incluir en la dinámica del pre-test:

El hecho de que muchos pacientes no retiren los resultados del test o tengan dificultades para adherir a los tratamientos propuestos, tiene una relación directa con la calidad del aconsejamiento pre-test.

- Aconsejamiento post-test

Dentro de los contenidos de las entrevistas de post-test no deben faltar:

Ante un resultado negativo: Se deberá tener en cuenta que este resultado puede expresar que no existe infección o que ésta es tan reciente que aún no se han desarrollado la cantidad de anticuerpos necesarios para ser detectada por el test (ventana serológica).

En este caso, la necesidad de recomendar o no la realización de un nuevo test guardará relación con los contenidos e informaciones aparecidas en la entrevista pre-test.

Ante un resultado indeterminado: Este resultado puede significar una infección por VIH reciente o, menos frecuentemente, una reacción cruzada con otras enfermedades. Por lo tanto se recomienda repetir el estudio entre 7 y 15 días después.

Ante un resultado positivo: Comunicar este resultado implica estar atento a las diferentes reacciones que pudieran presentarse. Es importante recordar el carácter confidencial del test y el respeto por la autonomía de las gestantes que definirán, entre otras cuestiones, con quién y cuándo compartir esta información.

Se debe comprometer el tiempo que fuere necesario para que las gestantes puedan expresar los sentimientos y sensaciones que les produce el impacto del diagnóstico.

Luego de este primer momento de escucha y contención, es importante reforzar la información de que estar infectado por el VIH no significa tener SIDA, que existen medicamentos para controlar su infección y reducir sustancialmente la posibilidad de transmisión a su hijo, orientando a la paciente para una atención especializada.

El aconsejador deberá reforzar las informaciones relativas al control de la infección, de las reinfecciones y todo lo referente a la prevención de la transmisión vertical del VIH.

Se deberá informar acerca de la necesidad de iniciar una terapia antirretroviral, que será decidida junto al especialista.

La Ley Nacional de SIDA establece que la notificación de los resultados de la serología para VIH debe ser informada por el médico junto al consejero.

Asimismo, se insistirá en la recomendación de no amamantar a su hijo y se garantizará la entrega de los sustitutos adecuados.

Finalmente, se discutirá con la mujer la necesidad de realizar el test a su/sus hijo/s y pareja/s y se insistirá en la conveniencia de usar el preservativo en todas las relaciones sexuales.

- Aconsejamiento de menores

Con respecto al aconsejamiento y testeo de los menores de edad, es necesario regirse por las Normas elaboradas por la Defensoría Permanente del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

Se debe garantizar en primera instancia el Derecho a la Salud de acuerdo a la Convención de los Derechos del Niño, que tiene rango constitucional, y a la Ley N° 114 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad de Buenos Aires.

El menor debe ser atendido aunque concurra solo o indocumentado.

Para realizar algún procedimiento diagnóstico o terapéutico deberá comunicarse con la guardia permanente del Consejo para que preste el consentimiento legal. (Primero proporcionar la atención médica necesaria y luego comunicarse con la guardia).

Teléfonos de la Guardia Permanente del Consejo de los
Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes:

4978-0685, 155-662-9923, 155-662-8894

III Diagnóstico de infección por VIH

El diagnóstico de infección por VIH se basa en la detección serológica de anticuerpos. El mismo comprende un estudio preliminar mediante técnicas de tamizaje que pueden ser aglutinación de partículas de gelatina o bien enzimoinmunoensayos (ELISA) de 3era. y 4ta. generación.

Aún cuando la sensibilidad y especificidad de estas técnicas es superior al 99%, se ha observado un aumento en la frecuencia de falsos positivos en las técnicas de tamizaje en mujeres embarazadas.

Las muestras positivas se estudian mediante la técnica confirmatoria o suplementaria llamada Western Blot (WB). En la página siguiente se presenta el algoritmo diagnóstico sugerido.

- Test rápidos

Los test rápidos de diagnóstico de VIH han demostrado tener una sensibilidad y especificidad comparables a los ELISA de tercera generación (sensibilidad y especificidad que oscilan entre el 97 y 100%).

Su uso está dirigido hacia aquellas situaciones en que es necesario evaluar y decidir rápidamente la utilización de profilaxis medicamentosa para evitar la infección vertical por VIH del recién nacido. Por ejemplo: mujeres a punto de finalizar su embarazo o ya en trabajo de parto y que no fueron testeadas previamente.

Puede aceptarse un único test rápido para tomar decisiones terapéuticas de emergencia en casos particulares como los mencionados en el párrafo anterior, considerando que el diagnóstico de la infección por VIH y su tratamiento, incluso al momento del parto, reducen marcadamente las posibilidades de transmisión vertical del virus.

La recomendación del test rápido para el diagnóstico del VIH a todas las mujeres embarazadas que concurren al final del embarazo o en trabajo de parto sin serología previa, pone en evidencia dificultades en la captación precoz de las mujeres embarazadas para los controles prenatales.

Ante la necesidad de realizar un test rápido para VIH en el momento del parto, se deberá considerar que todo resultado (positivo o negativo) deberá ser estudiado con el algoritmo convencional de diagnóstico.

Por lo antedicho, a todas las embarazadas que concurran en trabajo de parto sin serología para VIH se les ofrecerá por guardia el test rápido, con el consentimiento verbal de la paciente, que se hará por escrito lo antes posible.

Dentro de los 15 a 30 minutos de la toma de la muestra de sangre, se obtendrá un resultado y se procederá en consecuencia:

Test No Reactivo: no tomar ninguna conducta en particular. Se considera a la mujer como VIH negativa, pero deberá repetirse el estudio según el algoritmo convencional.

Test Reactivo: deberá iniciarse inmediatamente el tratamiento conforme al esquema para reducción de la transmisión vertical en la madre y en el recién nacido (RN), suspender el amamantamiento y orientar a la paciente para realizar las acciones correspondientes para confirmar el diagnóstico.

A todo recién nacido de una mujer que fue diagnosticada como VIH positiva durante este estudio se le realizarán los procedimientos diagnósticos de biología molecular de acuerdo a las normas.

(Ver "Algoritmo diagnóstico de la infección por VIH en la población pediátrica")

IV Transmisión Vertical: cuándo ocurre y qué factores influyen en ella

El VIH puede transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo (transmisión prenatal), en el momento del parto (transmisión intraparto) o posteriormente a través de la lactancia materna (transmisión postnatal).

Diversos estudios demostraron que es en el momento del parto donde el riesgo de transmisión es mayor, ya que el VIH presente en las secreciones vaginales o en la sangre, puede ingresar a través de la conjuntiva fetal, del tracto gastrointestinal o de una solución de continuidad en la piel fetal. Se considera que, en las poblaciones sin lactancia materna, el 65% de las transmisiones se producen en este momento y el 35% restante, en la etapa prenatal.

- Factores implicados en la Transmisión Vertical

Factores maternos

Estado clínico e inmunológico de la madre. Las gestantes en fases avanzadas de enfermedad o con criterios de SIDA y aquellas con recuentos de linfocitos CD4 inferiores a 500 cel/ml tienen un mayor riesgo de infectar a su descendencia. También la presencia de ETS u otras co-infecciones, así como el estado nutricional de la gestante, las prácticas sexuales sin protección con la consiguiente probabilidad de reinfección y el hábito de fumar, implican riesgos adicionales.

Con respecto a la lactancia materna, el riesgo aumenta en relación directa con la carga viral de la madre y el tiempo de amamantamiento. La prolongación de la lactancia más allá de los tres meses y, en especial, durante más de seis meses supone un riesgo elevado de infección postnatal. Ese riesgo también se incrementa en presencia de mastitis o abscesos mamarios.

Carga viral materna. Diversos estudios han demostrado una directa relación entre el nivel de la carga viral plasmática materna y el riesgo de transmisión. De hecho, el único factor de riesgo independiente asociado a la transmisión fue la carga viral plasmática materna basal y en el momento del parto.

En las mujeres que realizaron profilaxis con AZT o tratamiento antirretroviral (ARV), la carga viral basal y en el final del embarazo ha demostrado ser el mejor marcador predictivo del riesgo de transmisión. No obstante, la transmisión vertical es posible aún con carga viral indetectable, lo que demuestra que existen otros factores implicados en ella.

Factores obstétricos

Existe un riesgo aumentado de infección en situaciones en que se produce una alteración de la integridad de la placenta. Los procedimientos invasivos durante el embarazo (funiculocentesis, amniocentesis, punción de vellosidades coriónicas, entre otros) representan un mayor riesgo de infección para el feto, por lo que están contraindicados. Asimismo, se recomienda evitar, cuando sea posible, la realización de tactos vaginales repetidos, el uso de fórceps, vacuum, tocografía interna, episiotomía y ampliación de partes blandas.

La ruptura prematura de membranas, al facilitar el contacto del feto con la sangre y las secreciones cervico-vaginales, está asociada a un mayor riesgo de infección.

Existen trabajos que demuestran un aumento en la transmisión ante situaciones que conllevan una inflamación placentaria, tales como la corioamnionitis.

Diferentes estudios demostraron que la cesárea programada se ha asociado a un efecto protector frente a la transmisión vertical, en particular en aquellas mujeres que no estaban recibiendo terapia antirretroviral.

Factores fetales

La edad gestacional al momento de la exposición es un factor íntimamente relacionado con la transmisión. Aunque en un principio se consideró que los niños infectados intraútero eran prematuros con más frecuencia como consecuencia de la infección por el VIH, posteriormente se ha demostrado que es la prematuridad lo que determina un mayor riesgo de transmisión y no viceversa.

A su vez, los RN con bajo peso para la edad gestacional tienen un mayor riesgo de infección por el VIH.

Factores virales

Se encuentra en investigación si ciertas características del fenotipo y genotipo viral, tales como las delecciones en el gen que codifica el co-receptor de quimocinas CCR-5, determinados HLA o la discordancia HLA entre la madre y el niño, guardan relación con la transmisión vertical del VIH.

V Medicación antirretroviral

- Generalidades

Antes de iniciar la medicación se debe informar a la paciente, en forma clara y sencilla, sobre:

Es importante, al finalizar la entrevista, consignar en la historia clínica tanto la aceptación como la negativa a recibir medicación antirretroviral. Podrá utilizarse un formulario preimpreso que deberá firmar la paciente.

Las recomendaciones de tratamiento antirretroviral para las mujeres embarazadas con infección por VIH son las mismas que aquellas propuestas para mujeres no embarazadas, salvo en lo que se refiere a la contraindicación de algunas drogas. El conocimiento del estado clínico, inmunológico y virológico es muy importante para tomar decisiones en cuanto al esquema terapéutico, que tiene básicamente dos objetivos:

Algunas de las recomendaciones generales presentadas a continuación están avaladas por estudios controlados; otras se basan en estudios de seguimiento a mediano plazo.

El esquema a instituir, en aquellas mujeres sin tratamiento previo, podrá comenzar en cualquier momento del embarazo posterior a las 14 semanas, incluso en el trabajo de parto.

El esquema más ampliamente utilizado es el surgido del protocolo ACTG 076 (ver cuadro 1), aunque la tendencia a nivel mundial -que ya se verifica en varios efectores de la Ciudad- es a utilizar esquemas combinados.

Cuadro 1

Profilaxis de la transmisión perinatal del VIH con zidivudina

(Protocolo ACTG 076)

Administración durante el embarazo (Primer componente):

Iniciar AZT no antes de la semana 14 de gestación y continuar hasta iniciado el trabajo de parto.

Cápsulas de 100 mg.: 300 mg. c/12 horas

Administración durante el trabajo de parto o cesárea (Segundo componente)

Iniciar AZT endovenoso con el trabajo de parto o 2 hs. antes de la cesárea programada.

Dosis de carga de 2 mg./kg, diluída en dextrosa 5%. Infundir en una hora.

Dosis de mantenimiento: 1 mg./kg/hora hasta el parto o cesárea.

Las ampollas son de 200 mg., por lo que pueden requerirse 4 ó 5 ampollas.

Alternativa: Vía oral: 600 mg. al comienzo del trabajo de parto, seguido de 300 mg. oral cada 3 horas antes del parto y luego suspender.

Administración al neonato (Tercer componente)

Iniciar, preferentemente, entre las 8 y 12 horas postparto, o antes de las 48 horas.

AZT oral en jarabe, 2 mg./kg. Cada 6 horas durante 6 semanas.

Para aquellos que no toleran la vía oral, debe administrarse 1,5 mg./kg., vía intravenosa, cada 6 horas.

Todas las mujeres que reciban AZT requieren un control hematológico mensual, pues en caso de descenso de la hemoglobina por debajo de 7,5 mg/dl y/o descenso plaquetario por debajo de 50.000/mm3, el tratamiento deberá reevaluarse.

Las mujeres que reciben sólo AZT para la prevención de la transmisión vertical no deben continuar con esta medicación en el post-parto y deben ser derivadas a un centro de referencia de atención del VIH-SIDA para su evaluación y seguimiento.


RESOLUCIÓN M.S. N° 390/014
BOCBA 4370 Publ. 03/04/2014

Artículo 1º- Apruébase el Formulario de Interrogatorio (Anamnesis), que como Anexo IF-2014- 3874804- - DGLTSSASS forma parte integrante de la presente, con destino a la entrevista pre-donación de sangre, el cual será de uso obligatorio en los efectores dependientes del Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Indice Siguiente